La principal causa de inflamación de una articulación es el esfuerzo físico.