En caso de hacer rutas o de reanudar la actividad tras un periodo de descanso, es aconsejable utilizar Mobility por lo menos dos días antes del esfuerzo, prosiguiendo hasta tres días después de la actividad y continuando con su uso cotidiano.