¿Cómo se puede curar la artrosis?

|¿Cómo se puede curar la artrosis?

A día de hoy, no existe una cura para solucionar dicha patología. Existen medios terapéuticos sin efectos secundarios para gestionar el dolor, como la terapia láser, y actividades que mejoran la movilidad y la lubricación de la articulación, como los estiramientos, los complementos alimentarios específicos y Mobility. Si el dolor se vuelve particularmente grave e invalidante, el médico veterinario puede decidir que se recurra a los antiinflamatorios, los cuales sirven para reducir los síntomas dolorosos. Hay algunas valiosas reglas para la salud que hay que seguir para asegurar el bienestar cotidiano del caballo. Ante todo, la artrosis puede manifestarse en forma de cojera, es decir, una inflamación en las articulaciones debida a la presencia de osteofitos, los cuales causan dolor al animal. A continuación se ofrecen algunos consejos para limitar el dolor de la artrosis, incrementando el bienestar del caballo, aunque estos no constituyen un sustituto de la opinión del médico veterinario.
– Ajuste del herrado y del emparejamiento para mejorar el apoyo.
– Regulación de la alimentación y control del peso ideal, para no sobrecargar con peso excesivo las articulaciones.
– Entrenar los músculos con regularidad para mantener su tono y sostener las articulaciones.
– Estiramientos para mejorar la movilidad y la lubricación articular.
– No dejar que el caballo permanezca encerrado demasiadas horas en el box: un pequeño paseo o una hora de trabajo pondrán en marcha los músculos y las articulaciones, proporcionándoles bienestar físico.
– Gestión del terreno sobre el que se trabaja: alternancia de terrenos duros y blandos, evitando el trabajo continuado sobre superficies demasiado duras o demasiado blandas para que las articulaciones y los músculos no se vean expuestos a solicitaciones.