La artrosis, o djd (degenerative joint disease), es una patología degenerativa que supone una progresiva deterioración y adelgazamiento de los cartílagos de la articulación, en la cual se aprecian también modificaciones del hueso.
Las regiones que se ven más afectadas por ella son las de las articulaciones interfalángicas, el menudillo, el corvejón, la babilla y la columna vertebral.

Las pruebas radiográficas más evidentes son los osteofitos, los cuales se aprecian, cada vez con mayor frecuencia, en los caballos jóvenes como un resultado ocasional, es decir, cuando todavía no hay cojera. La artrosis es una patología degenerativa que puede surgir en caballos de competición sometidos a un esfuerzo intenso, al margen de la disciplina practicada.

La artritis es una patología inflamatoria aguda que afecta a la articulación y que puede preceder o acompañar a la degeneración articular.

Puede afectar las siguientes zonas:
– Región toraco-lumbo-sacro de la espalda.
– Región del menudillo, cuartilla y corona, es decir, las articulaciones interfalángicas y metacarpo/metatarsofalángicas.
– Región de la rodilla (carpo).
– Región de la babilla.
– Región del corvejón.

¿Sabías que la región de las articulaciones interfalángicas y del corvejón puede verse afecta por el 80% de los problemas veterinarios de los caballos?